VIAJES PARA SOLTEROS

No lo decimos nosotros, lo dice Hosteltur, uno de los principales observatorios turísticos de nuestro país. Y no lo decimos porque nos dediquemos a este tipo de viajes, que también, sino porque nos apasiona. Los viajes para solteros están en auge, cada día el número de reservas realizadas por personas que viajan solas, para encontrarse con personas en su misma situación es más alto. Y si lo pensamos friamente, tiene mucha lógica, los viajes para solteros tienen su razón de ser y su por qué.

¿No es lógico que a una persona que está soltera le apetezca viajar con otros solteros en vez de con sus amigos que se han ido emparejando-casando-teniendo hijos? lo horarios son distintos, el planteamiento del viaje es distinto y hasta la propia óptica con que se enfocan los acontecimientos del mismo son distintos.

¿Se han pasado?

¿Se han pasado?

¿Es descabellado pensar que a una persona a la que por motivos laborales no le cuadren las vacaciones con sus amigos o familia quiera, aún así, aprovechar sus tan ansiadas vacaciones en conocer un destino con el que lleva todo el año soñando?. En Solo Para Solos creemos que no solo no es una locura, sino que es justo y necesario. Encontrarse con personas en las mismas circunstancias resulta cuanto menos reconfortante. Además, un poco de aventura nunca viene mal.

Esta maldita crisis ha hecho tambalear los cimientos del país, pero si yo tengo la suerte de ser de esos pocos que conservan su puesto de trabajo y tener un sueldo medianamente decente ¿debería quedarme en casa y desperdiciar mis vacaciones solo porque mi entorno está asfixiado?. Seguro que si me organizo encuentro tiempo para poder viajar un poco y para pasar tiempo codo con codo con ellos. Al fin y al cabo Temps Fugit, y el que ya se ha ido no lo vamos a poder recuperar.

Estos son solo unos cuantos planteamientos básicos para llegar a entender el por qué del aumento de los llamados viajes para solteros, pero estamos seguros de que tu has vivido o has vivido de cerca otros tantos motivos de peso que justifican el que una persona viaje por su cuenta con otras personas.

¿Nos los cuentas?

la importancia de conocer gente nueva

la importancia de conocer gente nueva

VACACIONES, VERANO… Y MÚSICA

Disfrutar del verano, aunque solo sea por cambiar un poco las rutinas y por los horarios eminentemente nocturnos. Coger vacaciones con amigos, con la familia o viajar solo en uno de esos viajes para solteros en los que  encontrarse con gente maravillosa por el mundo. La ropa fresquita, la piel tostada, la sensación de libertad infinita.

Las frutas del verano, que tan ricas están. La playa con sus atardeceres lánguidos y mágicos. El relax en la piscina, el chiringuito, los mojitos en buena compañía. Contemplar una lluvia de estrellas en mitad del campo. Descubrir aficones nuevas y gozarlas.

Todo ello está muy bien, claro que sí, pero ¿que sería de esta maravillosa época del año sin la “canción del verano”? esa pesadilla que nos repiten hasta la saciedad en DJ´s, programas de televisión y radio hasta que estamos completamente saciados de ella, pero que sin embargo cuando la escuchamos mucho tiempo después nos genera cierto sentimiento de añoranza. La canción del verano (o las canciones), llevan agarradas en la memoria no solo sus pegadizos y por lo general repetitivos acordes, sino también todas las cosas buenas y malas que nos pasaron durante estos meses.

En la memoria de todos permanecen ajenos al devenir del tiempo canciones como “La Barbacoa” de Georgie Dann, “Un rayo de sol” de Los Diablos o ya más recientemente “La bomba” del especialista en canciones veraniegas King Africa (por cierto, ¿donde anda este señor y por qué lleva tanto tiempo sin mover ficha). Todos ellos pueblan en mayor o menor medida nuestros recuerdos de estaciones estivales.

Y tu, ¿te inclina más hacia el amor, hacia el odio o hacia las dos cosas con la canción del verano?.

Tan necesaria...

Tan necesaria…

 

 

 

COMER CUANDO VIAJAS, RECOMENDACIONES

Reconozcamoslo, nos encanta comer. Disfrutamos de las texturas, gustos y olores de la comida. Y claro, eso también es una parte muy importante del viaje y de nuestro espíritu aventurero, porque cuando viajamos no dejamos de comer y el comer no deja (ni mucho menos) de ser un placer.

Pero seguro que todos hemos padecido en alguna ocasión o hemos visto padecer a alguien cercano, las consecuencias de no poner medida a según qué comidas en según qué destinos.

Comida exótica, place y peligro por partes iguales

Comida exótica, place y peligro por partes iguales

Es por ello que desde el blog de Solo Para Solos os proponemos

1.- No cambies radicalmente tus hábitos alimenticios, no te pases con los excesos. Si, como no comer un buen chuletón en Buenos Aires. De acuerdo, ir a Florencia y no probar el Chianti debería ser un delito. No obstante si durante todo el año almuerzas ligero por cuestiones laborales, seguramente el hacerlo copiosamente durante más de tres días te haga sentir pesado, molesto y no muy agusto contigo mismo. Y lo mismo para las cenas, claro está.

2.- Cuidad con el agua. No solo hay que tener cuidad en los países en vías de desarrollo; el agua corriente en cualquier parte del mundo contiene pequeños organismos o composiciones minerales a la que los estómagos de los lugareños están más que acostumbrados, no así tu sistema digestivo turista, sobretodo si nos encontramos en un destino exótico. Sería una pena estropearse las vacaciones por una tontería, así que recomendamos encarecidamente el uso de agua embotellada.

3.- ¡Cuantas especias!¡que sabores más raros!. Si bien probar sabores nuevos es uno de los mayores atractivos de cualquiera de los viajes que hagamos, tratemos de hacerlo con mesura y escalonadamente. Es decir, que si vamos a probar un chile picante en México DF, sería conveniente probar un poco hoy y si vemos que no nos cae mal, mañana probar un poco más. Es preferible eso que llevarse una desagradable sorpresa…

4.- Lo comen los lugareños, pero tu no eres lugareño. No hay nada más bonito que sumergirse en la cultura que estamos conociendo y hacer lo que hace la gente de allí, pero no nos engañemos; no somos de allí. Con el tiempo nuestro organismo acabará por acostumbrarse a la manera autóctona de cocinar, pero quizá no tengamos demasiado tiempo. Tomar mate en compañía en Uruguay es un acto socialmente muy recomendable porque supone entrar de lleno en una reunión de amigos, pero estar una tarde entera bebiendo mate hará que nos acordemos amargamente de nuestra efímera popularidad. Recomendamos especial cuidado en fiestas y ferias populares.

En resumidas cuentas, prudencia y sentido común. Con estos dos elementos, la alimentación no debe ser un problema durante vuestra vacaciones.

¿Te atreves? hazlo, pero no te hinches.

¿Te atreves? hazlo, pero no te hinches.