ASIENTOS PARA SOLTEROS EN EL METRO DE PRAGA

Nos despertábamos ayer con una noticia de lo más curiosa: el metro de Praga reservará asientos específicos para solteros y solteras en sus vagones, de modo que los singles tengan un espacio exclusivo en el que conocerse, interactuar… y quien sabe. El proyecto todavía no se ha puesto en marcha, pero lo cierto es que está teniendo una sensacional acogida en las redes y sociales, y la compañía está encantada.

Se trata además de conseguir que el metro no solo sea concebido en el ideario colectivo como un medio de transporte, sino como una parte más de nuestra vida diaria, en la que relacionarse con otras personas es muy saludable. En este punto cabría apuntar que para relacionarse no hace falta ser soltero o viajar solo, pero ya de por sí, el que se piense en este colectivo nos resulta cuanto menos enternecedor.

Búsqueda expres de tu media naranja, podrían llamarlo algunos, pues los trayectos en metro no dan cabida a grandes conversaciones. Sin embargo es un comienzo, y si la cosa cuajase, hacer un hueco en nuestras agendas en este ritmo de vida frenético para volver a vernos, ya con más calma, no resultaría nada descabellado.

La idea, surgida obviamente como un acicate para las ventas de billetes, está inspirada en los vagones de metro exclusivos para mujeres que existen en ciudades como Tokio o Mexico DF, aunque en este caso más que excluir y diferenciar lo que hace es incluir e integrar.

Al equipo que integra soloparasolos.com, los que ya han sido bautizados oficiosamente como “los vagones del amor” le parece no solo una buena idea, sino además terriblemente divertida. Veremos en que acaba.

Los nuevos "vagones del amor" para singles en Praga

Los nuevos “vagones del amor” para singles en Praga

VIAJAR SOLO PARA ESTAR EN COMPAÑÍA

Atreverse a dar un sencillo paso para compartir

Atreverse a dar un sencillo paso para compartir

A menudo, las actividades que tienen que ver con grupos de singles o de solteros se encuentran socialmente estigmatizadas. Es creencia popular, por ejemplo, (sobretodo en quien jamás lo ha probado) que en esas encuentros se va “a ligar todo lo que se pueda”. Y son precisamente esos estigmas lo que puede ahuyentar a una persona que no está del todo decidida a lanzarse y a probar y a quien estos encuentros podrían hacer mucho bien.

En el ámbito de los viajes ocurre lo mismo y pudiera parecer desde el exterior que más que ir a conocer un destino, se va a cazar pareja. Nada más lejos de la realidad.

El soltero o soltera que se une a un grupo de singles que deciden hacer un viaje juntos lo puede hacer por muchos motivos, como encontrarse en una posición económica distinta a sus amigos, no poder hacer coincidir las vacaciones con sus familiares y un sin fin de motivos más. Es decir, que la motivación de unirse a un grupo parte de la necesidad no resuelta en su entorno de conocer alguno nuevo y divertirse al mismo tiempo.

Suelen tener factores comunes entre sí; personas independientes que eligen sin embargo compartir su tiempo con otras personas que también estarían bien solas. Gente para la que la palabra juventud va asociada a las ganas de conocer cosas nuevas. Gente abierta y por lo general, amplia de miras.

Quien ya ha viajado alguna vez en un grupo de singles sabe que principalmente lo que se trae de vuelta en la maleta son amigos y buenas experiencias. Nosotros nos enorgullecemos al ver que personas que se conocieron en uno de nuestros viajes siguen siendo amigos años después.

Y que casi todo el que prueba repite. Eso también es una gran fuente de orgullo.

¿Que hay gente que liga en los viajes? por supuesto, ¡estaría bueno!. Pero también hay gente que lo hace en el teatro, y no por ello pensamos que el que va a ver a Lope de Vega es un obseso en busca de pareja.

Se trata, como reza el título del post, de viajar solo para estar en compañía.