10 trucos para afrontar el final de las vacaciones

Para muchos las vacaciones ya han llegado a su fin, se acabaron los días de descanso y aquello de disfrutar de los rayos de sol sin nada más en lo que pensar. La vuelta a la rutina diaria, a que suene el despertador a horas intempestivas y al estrés del día a día. Si eres de ese 36% de población que según AIS Group ha podido irse de vacaciones, es el momento de afrontar la vuelta con la mejor de las actitudes, y poder combatir así el síndrome post vacacional.

Diversion-en-la-playa-4

1. Tómate un par de días para la transición. Vuelve de un viaje con algún tiempo de antelación a la incorporación al trabajo para que el shock no sea demasiado brusco. Regresa a tu ciudad al menos dos días antes de reincorporarte a tu puesto para ir familiarizándote de nuevo con la rutina y poniéndolo en marcha. No hay nada peor que llegar un domingo de un destino paradisíaco e ir el lunes al trabajo.
2. De ser posible reincorpórate a partir del miércoles. De esta manera, la primera semana será más corta y llevadera.
3. Avisa a la menor cantidad de personas posibles que te has reincorporado al trabajo, así tendrás más tiempo para organizarte, revisar tu correo y ponerte al día.
4. Llama a algún compañero de trabajo un par de días antes de incorpórate. Aunque sea lo último que te apetezca hacer, el enterarte de lo que ha pasado en tu ausencia puede ayudar a que la reincorporación sea más suave.

5. Embarca una nueva mini aventura con una actividad que sirva como estímulo. Haz real esa actividad en la que tienes curiosidad y apúntate a su club/asociación. Trabajar en proyectos de voluntariado no tiene porqué quitar mucho tiempo y es muy gratificante. Hay varias webs como Loquo.com/compartir afición donde podrás buscar opciones.

6. Programa alguna actividad divertida y especial que te haga ilusión. Si programas algo especial para ti – un masaje, una excursión o una cena con tus mejores amigos – pasarás la semana con ilusión pensando en todo lo que te espera.

7. Intentar no hacer recados durante los primeros días. Ir al banco, al supermercado, siempre tenemos mil cosas para hacer. Intenta dejar todo lo que no sea necesario para la semana siguiente y así tener una fase de transición.

8. Planea tu próxima vacación en seguida. Empieza a mirar boletos y viajes para el puente del Pilar o el del 1 de noviembre, así tendrás algo que te haga ilusión a la “vuelta de la esquina”

9. Aprovecha el parque para echarte una siesta. Durante las vacaciones nos acostumbramos a dormir y descansar todo lo que necesitamos. Aprovecha el buen tiempo y busca un parque tranquilo – nos lo dicen los médicos, nada mejor que una siesta cortita para recargar las pilas.

10. Reduce la ansiedad mediante la relajación, paseos, deporte, yoga o meditación. Dedica unos minutos al día a ti mismo para evitar aumentar la resistencia personal al estrés. El ejercicio físico viene muy bien para descargar tensiones y dormir muy relajado por las noches. Investiga clases o busca gente con quien disfrutar estas actividades en webs de ocio, entretenimiento o guías locales.

Enlightenment in nature

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>